En los últimos años, el número de mujeres empresarias creció el doble en comparación con la de los hombres. Hoy en día este sector representa un tercio del total de los empredendores a nivel mundial.
Como emprendedoras y líderes de negocios, las mujeres somos vistas como intrépidas. Alejamos esos estereotipos que nos han perseguido y hemos superado obstáculos que hacen rendir a muchos sin ni siquiera un solo esfuerzo.
Sin embargo, las mujeres emprendedoras enfrentamos a una serie de retos y decisiones difíciles como cualquier otro emprendedor.
Y hay un par de capacidades que tenemos las mujeres que nos dan una ventaja importante y un valor agregado en nuestra manera de hacer negocios: aptitud y actitud
Debemos distinguir entre que son las aptitudes y actitudes para las empresarias. Si bien es cierto que las actitudes son algo inherente a la persona (cualidades innatas como ser creativa, emprendedora, visionaria, tenaz, valiente) también se adoptan, se adquieren o se aprenden.
La aptitud es la habilidad que se tiene para lograr algo. Por ejemplo una comunicadora debe tener aptitud verbal y una profesional debe tener aptitud profesional.

La actitud es la exteriorización de la forma emocional para enfrentar situaciones. Por ejemplo la actitud que se toma frente a los problemas puede ser estresada, tranquila, asertiva, nerviosa, entre otros. La actitud se relaciona hoy en día con la inteligencia emocional, o sea, saber cómo reaccionar de forma asertiva equilibrando la agresividad y la pasividad comunicacional.
Aptitudes y actitudes se pueden mejorar, y no es necesario contar con todas las aptitudes asociadas al carácter emprendedor. Ayudan, pero no determinan el hecho de que alguien puede poner en marcha una idea de negocio.
Hoy vamos justo a conversar sobre las aptitudes, esas que identifican a una mujer empresaria y que las hace únicas:
Organización:
Coordinar diferentes actividades para cumplir un objetivo de forma metódica, aprenden a hacer las cosas de cierta manera y seguir una serie de pasos que te permiten siempre ser más productiva. Y es que el orden te ahorra tiempo y esfuerzo.
Comunicación:
Crea un clima de confianza y cercanía mediante la conexión con otros, lo cual facilita la comprensión mutua. Algo que nos hace únicas es que nos gusta aprender mucho del otro y ganamos tiempo para pensar una respuesta mientras escuchamos a los demás.
Seguridad
Una mujer segura de sí misma contagia confianza, no se dejan manipular por la incertidumbre del “¿y si pasa algo malo?”. Y esa seguridad es un factor de ayuda a la presión social, familiar y de grupo para tomar tu propio camino.
Visionarias
Siempre tenemos un espíritu emprendedor, fijamos metas a corto, mediano y largo plazo. Pero además, tenemos el instinto de encontrar nuevas oportunidades para enriquecernos en el tiempo que sea necesario con gran esfuerzo y trabajo constante.
Enfocadas
Contamos con la habilidad de aterrizar ideas y desarrollarlas de una en una, priorizando centrando nuestra atención en el sector que más nos interesa.
Positivas
No buscamos excusas para trabajar o hacer cualquier cosa, siempre esatmos dispuestas a luchar contra corriente por muy fea que sea la situación.
Actualizadas
Nos mantenemos conectadas con el entorno social de manera constante. Nuestra actualización y formación continua nos hace ser competitivas en diversos temas.

Nuestro reto es desarrollar estas aptitudes que ya las tenemos, es por eso que desde BRA-Agency, junto con El Primer Piso, hemos desarrollado esas herramientas para ayudarte a ser exitosas. Una metodología transformadora ya certificada por la Escuela de Negocios de Europa donde vamos paso a paso para hacer realidad ese sueño de negocios. Te invitamos a que compartas con nosotras tus dudas, hemos ayudado a muchas mujeres empresarias a ser exitosas, a vender más, desde lo que te apasiona. Ya son varios años formando y ayudando a esas emprendedoras para que alcancen su mejor versión