Para el mercado bursátil actual, es posible que nos encontremos en un momento de
preguntas fundamentales que pueden conducir a precios de acciones materialmente
más altos o más bajos. ¿Estamos en medio de una pausa en una corrección o camino
hacia un mercado bajista fuerte? ¿Estamos en el proceso de empezar a probar con
éxito el fondo de febrero?
Son preguntas difíciles de responder en la actualidad. Por eso se impone la
paciencia, pero debemos tener en mente algo: normalmente, la mayoría de los
inversionistas van al alza la mayor parte del tiempo y en este momento sus puntos
de vista se ven reforzados por grandes elementos de los medios de comunicación que
proclaman la caída del mercado como confirmación de los supuestos fracasos del
presidente Trump.
Entonces en estos tiempos, donde la mayoría de los inversores se concentran en la
misma dirección general del mercado, la clave no está en pensar tácticamente, sino
en las respuestas a las preguntas estratégicas a largo plazo.
¿Qué es mejor ahora mismo?
 Un portafolio operativo a corto plazo: Tener un fondo con un saldo de renta fija
a corto plazo y acciones líquidas de alta calidad.
 Una cartera intermedia / de reposición: acciones de relación precio / beneficio
medio que pagan dividendos promedio.
 Un portafolio de largo plazo: Empresas de crecimiento establecidas con alto
rendimiento de activos tangibles.
 Cartera heredada: fondos o compañías que miran hacia la próxima generación
de liderazgo.
Estas son las dudas del momento: Y la respuesta debe estar en cada uno de nosotros.
La transformación financiera debe pasar por un elemento clave: En nuestras
sesiones introspectivas buscamos nuestra propia estrategia según nuestros
objetivos y propósito personal. En PROFIT aprendemos a desarrollar nuestro propio
modelo. Enfocado en ir paso a paso para que con una práctica de ganancias
constantes puedas ir creciendo en tu estilo de hacer inversiones.
Porque la clave crítica para elegir una vara de medición ganadora está en cómo
construimos nuestra estrategia. El propósito de comparar las oportunidades que nos
dan los diversos instrumentos que hoy tenemos es de crear conciencia de lo que está
sucediendo y gestionar sus expectativas. Solo con una estrategia personal clara, se
pueden aprovechar de manera rentable y sostenible estas oportunidades. Y la
clave está en prepararse, capacitarse y seguir al pie de la letra ese plan.