fbpx

La red cada día evoluciona más y más y permite las oportunidades en LinkedIn. La percepción de ser una plataforma monótona para convertirse en una herramienta indispensable para el crecimiento y el éxito empresarial es cada día más fuerte y al trabajarla de forma consciente se puede aprovechar al máximo su potencial.

Es cierto que, durante mucho tiempo, LinkedIn fue considerado como el “aburrido” de las redes sociales (en comparación con plataformas más llamativas como Instagram o TikTok). Sin embargo, hoy día, experimenta un renacimiento al integrar herramientas amigables para el usuario, brindando a los emprendedores y creadores de contenido el reconocimiento que merecen. Este cambio no compromete su misión original de impulsar el crecimiento, las conexiones y el reconocimiento profesional.

Es clave asumir una acritud de construir verdaderas relaciones en LinkedIn y no “empujar ventas”. Por ejemplo, en un mercado como Argentina, donde la confianza y las conexiones personales son fundamentales, ser auténtico se vuelve crucial. La mejor forma de comenzar es optimizando tu perfil: asegúrate de que esté completo y profesional, utilizando palabras clave relevantes para ser fácilmente encontrado por aquellos que buscan negocios como el tuyo.

También es fundamental la participación. No podemos limitar nuestra presencia a únicamente publicar contenidos; hay que involucrarse con la audiencia comentando en sus publicaciones, respondiendo preguntas y participando en discusiones. Esto construirá relaciones sólidas y nos posicionará como expertos en nuestro campo, aspecto especialmente valorado en el entorno empresarial.

Luego está la herramienta LinkedIn Sales Navigator que es un activo invaluable ya que permite dirigirse a audiencias específicas y encontrar clientes potenciales basados en criterios como el cargo, la industria y la ubicación. Además, proporciona información sobre la interacción con tu contenido, facilitando la conexión con aquellos que muestran interés.

Otra recomendación es, en lugar de limitarnos a la promoción de productos o servicios, debemos ofrecer contenidos valiosos, como publicaciones de blog, infografías o webinars. La confianza se construye al proporcionar valor.

LinkedIn seguirá evolucionando para adaptarse a las cambiantes necesidades y tendencias del mercado. Mantenernos informados sobre estos cambios y aprovechar las capacidades únicas de la plataforma nos permitirá desarrollar un networking profesional, construir marcas y abrir posibilidades.

Compartir en redes sociales